mayo 10, 2013

Certificación energética

Desde el 1 de Junio de 2013, el Real Decreto 238/2013 obliga a todos los propietarios que deseen vender o arrendar alguna vivienda o local a obtener la etiqueta de certificación energética.

¿Qué es una etiqueta de certificación energética?

Son  unos documentos en los que se representa la eficiencia energética de la vivienda por letras de la A a la F (A menor, F mayor). Esto posiblemente no le resulte muy familiar, sin embargo seguramente conoce y ha usado este tipo de clasificación cuando compra un electrodoméstico. Desde hace unos años todos los electrodomésticos de linea blanca, disponen de este tipo de pegatinas para identificar los de mejor rendimiento por mandato Europeo.

De hecho, este sistema fácilmente reconocible  ha resultado tan exitoso que la Unión Europea lo está implementando en las viviendas, locales comerciales y edificios públicos. Incluso las inmobiliarias están obligadas a incluir la pegatina correspondiente en los anuncios de venta y alquiler que tengan expuestos

¿Entonces, estoy pagando solo por una simple pegatina?

Por supuesto que no. La certificación energética implica que un técnico se desplace a su vivienda a tomar las medidas oportunas, tanto dimensionales como de aislamiento, luminosidad, equipos de consumo que tenga  instalados en la vivienda y otros puntos claves para emitir el certificado. Posteriormente empleará varias horas en realizar el cálculo de consumo y pérdidas de energía para su caso en concreto.

El informe que le entregará compuesto de varias hojas, en las que se detallan los parámetros tenidos en cuenta en el cálculo, pero lo más interesante para el propietario, es que se indica el consumo de energía de cada uno de los equipos de climatización y ACS, es decir, podrá saber cuánto consume su caldera de calefacción, agua caliente o aire acondicionado. De este modo puede valorar el cambio por otros equipos más eficientes que aunque requieran una inversión inicial le ayudarán a reducir su factura mensualmente.

Además, el técnico debe indicarle qué mejoras puede llevar a cabo para mejorar su calificación energética. Desde el cambio de sus ventanas por otras con rotura de puente térmico, hasta la sustitución de su caldera por otra de menor consumo. En el caso de que valore realizar este tipo de mejoras en su hogar, nosotros podemos realizar el proyecto de las mismas, y asesorarle en cuales son las soluciones técnicas más ventajosas para su hogar.

¿Existe alguna subvención que me cubra la instalación?

El INEGA (Instituto de la Energía Gallego) suele ofrecer subvenciones para las siguientes instalaciones:

  • Instalaciones fotovoltaicas no aisladas (públicas y privadas)
  • Energía solar térmica para familias o entidades sin ánimo de lucro.
  • Calderas de biomasa

Consúltenos y podremos asesorarle sobre las subvenciones a las que puede optar.